#AgroexportaciónSinExplotación

Fuente: Internet

El Autoritarismo Nuestro de Cada Día

El terrorismo como síntoma extremo del autoritarismo peruano

Publicado: 2017-09-11



Hoy sale libre la Sra. Maritza Garrido Lecca. Antes que ella, Peter Cárdenas Schultze, ex-mando del MRTA salió libre el 2015 después de 25 años de prisión. El 2016, tras 23 años en prisión, salió libre el también emerretista Jaime Castillo Petruzzi, quien además fue expulsado del país hacia su natal Chile, bajo la observación de la ministra de Justicia Marisol Pérez Tello: "No vamos a permitir que ningún terrorista se convierta en héroe".

La prensa, sin embargo, no ha podido evitar glamorizar a la ex-convicta por sus características raciales y su origen social. Más allá de reportar su liberación o emitir una crítica de cómo afronta una sociedad democrática a sus enemigos (los terroristas) en libertad, los medios no han podido con su genio chismográfico y han dejado pasar debates de fondo que intentaremos elaborar aquí:

En primer lugar, como continuación de la campaña del miedo a las que diversos sectores políticos nos tienen acostumbrados, estos hacen crecer la figura de quien fue la encubridora del líder senderista Abimael Guzmán, de manera desproporcionada cuya libertad detonaría una nueva ola de terror en nuestras calles. Sin embargo, su ex pareja (el Sr. Incháustegui) quien fue el otro encubridor capturado junto a ella, ha estado libre durante años, y no ha mostrado activismo político alguno ni integra ningún brazo del senderismo como el Movedef o el Fudepp. El Sr. Inchaústegui, por otra parte, no ha demostrado tampoco ningún signo de arrepentimiento y todavía usa la jerizonga maoista característica de los senderistas, con la excusa hipócrita que sus acciones respondieron a unas condiciones históricas determinadas. Como si los crímenes pudieran ser disculpados solo por coyunturas.

La Sra. Garrido Lecca no ha dado muestras de arrepentimiento tampoco. Sigue aferrada a la mentalidad mesiánica de un redentor marxista que a sangre y fuego instaure una dictadura comunista que redima los males del Perú. Seguramente muy en concordancia con los abogados del Movadef.

La estructura de Sendero Luminoso era vertical y autoritaria, la versión mas extrema en una historia de sectarismo que es transversal a la gran mayoría (sino a todos) los grupos políticos peruanos, en donde los partidos están definidos en función a líderes iluminados. La posibilidad de construir una democracia está así minada desde su propia base. Basta con repasar la historia del Perú para encontrarnos con una serie de caudillos quienes en un momento dado pudieron representar un cambio cualitativo en la política peruana para ser luego ganados por la simple lucha por el poder. Esto se engarza con la tendencia al mesianismo que es innata en los peruanos y está alimentada en dos frentes: una lectura muy simplificada de la historia del Perú, y la búsqueda de un redentor. No es accidental la incidencia que encuentra Gonzalo Portocarrero en ¨Los Profetas del Odio" sobre las cualidades casi religiosas del mito senderista. En su narcisismo destructivo "Sendero se nutre, sin proponérselo, de una tradición política que avala la violencia, celebra la mentira, utiliza la fuerza del enemigo y mata física y simbólicamente en aras de una regeneración que nunca llega", apunta la historiadora Carmen Mc Evoy en "El Legado de Sendero".

Al igual que ella coincidimos en señalar que Sendero es muestra de una de las grandes disfuncionalidades de la sociedad peruana: la falta de diálogo y civilidad. La carencia absoluta de empatía por el prójimo, una lealtad a la causa que abdique de principios éticos, la definición como enemigo a quienes hagan cuestionamientos para luego, inmediatamente, despojarlos de su humanidad, lo cual revela un inconsciente colonial y hasta medieval en esta forma de pensar. Ello no solo define a Sendero Luminoso en el extremo de la política, sino también a muchos partidos autoritarios con líderes mesiánicos que no aceptan haber cometido crimen alguno. Y no es de sorprenderse que en esta última huelga magisterial estos extremos se hayan tocado para hacer prevalecer sus intereses de destrucción en nuestro país: "Fuerza Popular está identificado con ellos, al margen (de) quien sea o no terrorista o del Movadef", decía Yesenia Ponce al Canal N el 18 de agosto último en una actitud muy ilustrativa de cuando los autoritarismos se retroalimentan.

Debemos ser claros: todo partido o agenda política que exija la abdicación de la racionalidad y el pensamiento crítico es nocivo para el país. Debemos de practicar, en ese sentido, una nueva forma de hacer política en nuestro país, y esa será la mejor vacuna en contra de Sendero. Y contra cualquier partido autoritario.


Escrito por

No a Keiko

www.facebook.com/noakeiko https://twitter.com/Noakeiko2016 www.noakeiko.pe


Publicado en

NO A KEIKO

Blog oficial del Colectivo No a Keiko