#AgroexportaciónSinExplotación

La relación entre el fujimorismo y el chavismo no se limitó a la diplomacia

Deja Vú en Venezuela

Publicado: 2017-08-01


La violencia aparecida esta última semana en Venezuela delata a un gobierno populista con tintes autoritarios. Se apela a la persecución y a la demonización de los adversarios políticos y a la destrucción de la institucionalidad democrática para mantener a toda costa el poder político.

Ante la situación de Venezuela, muchos países de nuestro continente han pedido la aplicación de la Carta Democrática de la OEA que sancionaría a la República Bolivariana de Venezuela con la eventual suspensión a pertenecer a esta organización.

Hay que recordar que esta Carta Democrática a la que se está acogiendo la organización fue producto de una circunstancia que guarda muchas semejanzas en las formas con el gobierno de Maduro: la dictadura fujimorista. “La iniciativa de redactar un documento que implicara el compromiso de los gobernantes con la democracia se produjo en el contexto del gobierno de Alberto Fujimori en Perú, según le señaló a BBC Mundo el analista político Michael Shifter, de la organización Diálogo Interamericano con sede en Washington (EE.UU.)” 

Ciertamente, el Perú tiene mucho que ver con la creación de la Carta Democrática ya que el fujimorismo constituyó una nueva forma de dictadura en la región. Recordemos que: “…la Carta Democrática Interamericana, que partió de una iniciativa peruana tras una década en el poder de Alberto Fujimori (1990-2000), fue aprobada el 11 de setiembre de 2001, en una sesión especial de la OEA, celebrada en Lima”.  El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, está en estos momentos pidiendo la aplicación de esta carta que fue un triunfo de las fuerzas democráticas que combatieron y derrotaron al fujimorismo en el Perú

De modo que la situación de Venezuela nos atañe de manera directa, al recordarnos lo que fue la convulsión social que produjo el fujimorismo al intentar perpetuarse en el poder tras su tercera y fraudulenta reelección. No es casualidad que su personaje más siniestro, Vladimiro Montesinos, huyera hacia este país en el velero Karisma y que fuera un protegido del propio presidente Hugo Chávez, hasta que su permanencia se vio seriamente comprometida cuando fue descubierto por la periodista de oposición Patricia Poleo de Globovisión (canal que, dicho sea de paso, fue muy maltratado por este régimen).

Si los fujimoristas tienen la osadía de rasgarse las vestiduras en estos momentos por Venezuela, tenemos que recordarles en voz alta que el instrumento jurídico de la Carta Democrática de la OEA fue una respuesta a los abusos de poder perpetrados por su líder, Alberto Fujimori, durante su régimen de la década de los 90s.


Escrito por

No a Keiko

www.facebook.com/noakeiko https://twitter.com/Noakeiko2016 www.noakeiko.pe


Publicado en

NO A KEIKO

Blog oficial del Colectivo No a Keiko